¿Cómo comunicar como líder y no como un jefe? Aprende con estos tips

Hasta hace algunos años, el pensamiento de a mayoría era que un jefe era un líder porque tenía bajo su control a un grupo de personas, les daba órdenes y se hacía lo que decía.

Sin embargo, en la actualidad se ha sabido separar muy bien cuando una persona es líder y cuando es un jefe, y están muy bien marcadas las diferencias.

Por eso, es importante aprender a comunicar como un líder y no como un jefe, las generaciones más jóvenes no buscan órdenes, sino motivación para hacer sus tareas. Quien aprenda a comunicar con esta lógica, tendrá ganado a su personal o equipo de trabajo.

No basta solamente con tener una idea muy buena o con hacer muchos postgrados y vestir traje y corbata, nada de eso te llevará a lo más alto si tienes un equipo que no crece contigo o que se siente reducido solo a recibir órdenes y está desmotivado.

La idea del líder es que todos crezcan juntos. Por eso queremos que aprendas cómo comunicar como líder y no como un jefe, una vez que entiendas las diferencias, trabajarás mucho mejor.

Tips para comunicar como un líder y no como jefe

Un jefe da órdenes, un líder da confianza

En toda empresa o emprendimiento hay ciertas normas de convivencia que se deben cumplir como una hora de entrada y salida, actividades diarias, clientes que atender, etc. Un negocio no crece o se hace rentable si cada uno hace lo que quiere, pero tampoco pasará si solo se dan órdenes sin antes escuchar.

Si uno de tus empleados o encargados no llega a tiempo o se fue antes, en vez de preguntarle por eso, mejor averigua si le pasó algo o tuvo algún problema y busca aportarle una solución, así se sentirá motivado para continuar con sus tareas porque se sintió escuchado.

Llegar dando órdenes o haciendo regaños solo hace sentir mal a las personas, revisa mejor si cumplen con sus objetivos y qué les falta para lograrlo. Si quieres hacer mucho más sana esta convivencia, contrata a personas que tengas las capacidades que realmente necesitas.

Menos metas y estadísticas y más motivación

Todos los que han trabajado en una empresa, sea el área que sea, tienen que reunirse constantemente y mostrar unas estadísticas que espera el jefe, si estas no ocurren, entonces hay molestias o reclamos sin preguntar lo que pasó.

Ese es precisamente el comportamiento de un jefe. En cambio, un líder le transmite a su equipo la visión a la que quiere llegar, de esta manera crea en el equipo un ambiente autónomo de responsabilidad y trabajo duro para que la empresa cumpla con esos objetivos.

Recuerda que cada persona que conforma tu equipo de trabajo está ahí por algo, recuérdales por qué llegaron, lo que han hecho y cómo deben mejorarlo, seguro ellos mismos se harán una autocrítica y mejorarán todo.

No consumas al empleado, dale oportunidades

La idea de que una persona va a trabajar 40 años en el mismo sitio recibiendo órdenes quedó en el baúl de los recuerdos. Actualmente es muy difícil que un millennial tenga esas intenciones, si algo no le gusta, se va y busca otra cosa sin pensarlo dos veces. Por eso es importante saber cómo comunicar como líder y no como jefe.

Esto suele suceder porque los jefes tienden a consumir al empleado, le dan más trabajo del que puede hacer, no reciben alguna bonificación y solo se sienten uno más dentro de la empresa que no puede hacer ningún aporte.

En cambio, los líderes no tienen esta visión de un empleado, al contrario, le dan oportunidades de crecimiento y desarrollo para que mejore. Si logras esto, entonces tendrás a cualquier trabajador a tu lado por muchos años porque se sentirá tomado en cuenta y no “uno más del montón”.

Los jefes transmiten miedo, los líderes son inspiradores

Hablarle a un empleado con un tono de voz fuerte, tratarlo con seriedad y no escuchar alguna de sus opiniones simplemente le hará sentir miedo de su superior, en este caso, el jefe, y no dudarán en irse a otro lado donde se sientan mejor.

Esto es muy malo porque si los empleados ven con miedo a su jefe, se sentirán incómodos al trabajar, estresados y no se obtendrán los resultados que se esperan.

En cambio, si inspiras a tus empleados, los atiendes, les das la mano, hablas con ellos e incluso bromeas un rato en la hora del almuerzo, se desarrollará una confianza para expresar un problema, falta de resultados y así buscar una solución conjunta.

Un jefe reconoce sus propios méritos, el líder reconoce el de todos

Es común que, si un equipo obtiene grandes resultados o hay un margen de ventas muy alto, el primero en dar la cara y ganar protagonismo es el jefe, quien asume que todo el trabajo fue suyo y sus empleados solo tuvieron que ver un poco.

Para un líder esto no es así, porque saben reconocerle sus triunfos a cada miembro de su equipo y entienden que no son logros de una persona, sino de varias, lo cual hace que el trabajador se sienta tomado en cuenta y a su vez más motivado para hacer cosas mejores.

Un empleado no pertenece a un jefe, simplemente es una persona que está allí para agregar valor en una determinada tarea, pero si se le reconocen sus ascensos y triunfos, aumentará su disciplina y entrega, lo cual es la labor de comunicar como líder y no como jefe.

El término jefe poco a poco se está borrando de las empresas porque se entiende que dar órdenes y nada más solo desmotiva a los trabajadores y no les permite desarrollarse, cosa que un líder siempre va a evitar porque quiere lo mejor para su equipo.

Tener liderazgo no es tarea fácil, pero se puede lograr, piensa cuál es tu rol hoy día ¿jefe o líder? Y haz los cambios que te indicamos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s